¡Lo que comes también te da color!

¿Deporte? Cuidado con el Sol
28/06/2017
Tu rostro perfecto es posible
24/10/2017
Mostrar todos

¡Lo que comes también te da color!

Comer saludable no solo se traduce en una salud estable y una figura hermosa, también puede significar una increíble protección contra el sol y un bronceado perfecto.

Salir una tarde de paseo o trotar en el parque puede convertirse en una rutina de mucho riesgo para tu piel. Solemos aplicarnos muy buenos protectores solares para combatir la agresión de la radiación o si optamos por darle color a la piel nos aplicamos bronceadores super hidratantes antes de exponernos. Estas rutinas nos permiten darle a nuestro cuerpo protección desde afuera. Sin embargo, ¿qué te parece si le das herramientas a tu cuerpo para que se defienda desde adentro? Imagina sentirte y estar muy protegido contra toda las agresiones de las altas radiaciones mientras disfrutas de tu familia al aire libre o potencias el dorado de tu piel mientras te bronceas.

¡Te diremos cómo! 

carrot-kale-walnuts-tomatoes

Puedes incorporar alimentos en tu dieta y combinarlos de tal modo que puedas aprovechar cada una sus propiedades. La Vitamina C por ejemplo contribuye mucho a la elasticidad de la piel debido a que estimula naturalmente la producción de Colágeno, permitiendo procesar más favorablemente el impacto de la radiación. La puedes encontrar en las naranjas, mandarinas, limones, kiwis, pimientos, perejil y casi todas las frutas, especialmente la guayaba.

Los betacarotenos y antioxidantes permiten conseguir un bronceado más parejo y duradero. Estos se reconocen por su color naranja o algunos son también de color verde oscuro. Las zanahorias, calabaza, mango, melocotones, albaricoques, papaya, brócoli y las nectarinas son una fuente óptima de estos pigmentos, con un gran potencial protector adicionalmente para la vista. Los antioxidantes presentes en el tomate, los fitocomponentes del té verde, el cacao puro, los frutos rojos, las manzanas, nueces y la rúcula, entre otros tienen una función nutralizadora en parte de los efectos adversos de la radiación.

Respecto a las grasas saludables y la Vitamina E; éstas le brindan elasticidad a la piel. Puedes consumir sardinas, bonito del norte, anchoas frescas o en salazón y cantidades variables a partir de otros pescados y frutos secos.

Cuidarte y broncearte son una combinación perfecta de felicidad. Una buena alimentación combinada con una rutina saludable en Soler puede darte un color dorado único además de darle a tu cuerpo todas herramientas para hacerte sentir saludable y feliz.

¡Te esperamos en Soler!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

//]]>